Piel Grasa

Bookmark and Share

Este tipo de piel se caracteriza por una mayor actividad de las glándulas sebáceas, lo que origina una sobre producción de sebo en la piel, dando pie a que sea más factible la aparición de espinillas o barritos. Los cambios hormonales que se experimentan durante la adolescencia ayudan a acelerar la sobreproducción de las glándulas.

La piel grasa se caracteriza por:

  • Ser más resistente a los cambios climáticos
  • Tarda más en envejecer
  • Tiene un aspecto brillante
  • Se broncea con facilidad
  • Presenta una textura cerosa y resbalosa
  • Tiene los poros abiertos
  • Suele tener espinillas
  • El tono de piel se vuelve opaco

Este tipo de piel requiere de cuidados especiales: cremas y lociones limpiadoras, exfoliantes, etc. Por lo general, los productos que se emplean para el cuidado de esta piel resultan ser libres de aceite e hidratantes, con esto se busca evitar que la piel se equilibre y no sea tan grasosa.